Costa Rica 1997

Diciembre 4 y 5
San José

cr1

Para empezar, mi nombre es Karen. Vivo en Costa Rica y por esas casualidades del destino me tocó ver un programa de México. Ahí vi por primera vez a quien se convertiría en no sólo mi cantante favorito si no en el dueño e mi corazón. Desde ese día empecé a seguir su carrera de uno modo un poco diferente ya que sólo lo podía verlo el los programas mexicanos.

Cuando fue su primera visita aquí nació en mí el anhelo de poder conocerlo en persona. Posteriormente, él vino dos veces más pero fue imposible realizar mi sueño. Sin embargo en el ‘97, mi sueño se iba a convertir en realidad. En noviembre dan a conocer la lista de artistas que participan en la Telerón de mi país. Para mi sorpresa Lorenzo Antonio y sus bellas y talentosas hermanas, Sparx aparecían en la lista ese año. No podía creerlo me decía: “que ganas tienen de decir esas bromas.” En eso, me llamaron mis amigos. Ellos habían leído la nota publicitaria, pero no les creí hasta que yo lo vi por mis propios ojos. “Lorenzo Antonio es parte del Teletón ’97,” mi hermana, Cinthya, me entregó el recorte.

cr3Como podrán comprender quienes lean estas líneas y las que han pasado por ese gran día, sentí alegría, angustia, desesperación y todo al mismo tiempo. Desde ese día mi vida tenía la ilusión de conocerlo. Empecé a llamar a muchos lugares para poder informarme y verlo. ¡Ni se imaginan cuantas veces llamé al encargado de la prensa discográfica pero no quería dar ningún detalle! Escribí a muchos medios de comunicación; tampoco obtuve surte. ¡Tenia que conocerlo en persona! Lo que pedía no era mucho, sólo la fecha y una hora. Todas sus fans soñamos con un autógrafo y una foto con él. Como todos tenemos un ángel en esta vida, en esta ocasión me tocó a mí.

Al ver mi interés la recepcionista, vio como quitarse de encima a esta mujer que tanto llamaba, me dio la información. Esto era lo que esperada desde tanto tiempo, él iba a estar en Radio Puntarenas, el cuatro de diciembre a las nueve de la mañana. Durante una hora iba a contestar llamadas de sus fans y a dar una entrevista. Ya se imaginan los preparativos, no me podía faltar mi cámara de fotos y algún detalle que obsequiar a Lorenzo. Pensé que la emoción me dejaría muda, así que yo quería que Lorenzo supiera cuanto lo admirada. Así que hice una pequeña nota la cual se la entregué cuando tuve la oportunidad ese día.

cr4A las cinco de la mañana estaba más que despierta y con muchas ganas de salir de mí casa. Me matada la emoción a eso de las siete, salí en compañía de Cinthya. Pasamos a desayunar pero no pude comer nada de los nervios. Llegamos a la emisora a las 8:30, me alegró mucho encontrar más chicas también locas por tener en frente a Lorenzo Antonio. Él llegó como a las 8:50 acompañado de su padre Don Amador y de un representante del sello con gente de seguridad.

¿Cuando lo vi qué les puedo decir? Me impresionó su altura, y su bella sonrisa la cual nos regaló siempre. Él vestía un jeans celeste y una camisa negra con botas negras. Lo primero que hizo fue saludar a todas de beso, y a los pocos chicos de mano. Si mal no recuerdo, éramos 15 fans. Aunque el representante de Fonovisa le indicaba que no había tiempo para eso, él saludó muy cordialmente y sin prisa hasta a los de la radio. Asimismo empezó la entrevista cual fue muy amena porque contestó las preguntas del locutor y de los radioescuchas. Era la promoción del disco “El No Te Quiere” así que durante la hora tocaron esos temas y otros más viejitos como “Busco un Amor.” Con ésta Lorenzo se sorprendió por el tiempo que tenía de haberla gradado.

cr2En cada corte o en medio una canción Lorenzo aprovechaba el tiempo para firmar autógrafos y tomarse fotos con nosotras. En otras palabras, hizo tiempo para conocer y compartir con sus fans. Cuando llegó mi turno, nos tomamos una foto luego me firmó mi diario que tiene su imagen. Me regaló una camiseta con su cara. En ese momento le entregué lo que le llevada así que cruzamos algunas palabras. ¡Les juro que la emoción era tanta que no cabía en mí! Él me agradeció el obsequio y me preguntó que si qué ave era esa. Le lleve una artesanía en forma de ave de mi país.

¡Fue una hora maravillosa la cual sé que nunca olvidaré; llevo guardada en mi corazón! Quizás más por lo amable y sencillo que Lorenzo fue no sólo conmigo si no con todas las que nos encontrábamos ahí. Al siguiente día, el sábado se llevó acabo el Teletón y su presentación fue a las cuatro de la tarde. Ahí Lorenzo Antonio contó con el coro del público en el Gimnasio Nacional. Él y Sparx fueron unos de los más aplaudidos del evento. ¡Gracias al apoyo de Lorenzo Antonio y Sparx se pudo lograr la menta en ese año!